viernes, 18 de julio de 2008

PENSANDO EN VOZ ALTA

No sé si la sensibilidad es un defecto o una cualidad.
Hay días en que pienso que es maravillosa...sobre todo al mirar atras y recordar aquellos años en los que podía dedicarme a dar rienda suelta a mi creatividad y a mi pasión, cuando mi vida no estaba tan organizada, cuando no me importaba tanto lanzarme al vacío y dejar que mis sentimientos lo llenaran todo, hasta el exceso.

Era una necesidad, una liberación...supongo que eso estuvo allí desde el principio...nadie lo forzó, nadie lo inventó...estaba ahí y era parte de mi.

Otras veces, sin embargo, creo que es un yugo muy pesado...porque jamás puede ser correspondida, jamás comprendida...jamás ignorada...y las bofetadas, son más duras.

Cada persona tiene su cruz, para luchar...si no, sería demasiado fácil. Cada persona tiene su cruz para caer...y darse cuenta de que la debilidad, también se vence. Cada persona tiene su yo, al que debe aprender a amar...al que debe conocer y al que debe aceptar, porque sólo así, encontrará su Verdad.

9 comentarios:

luis dijo...

Hola Cris
Buen cálculo... elena tiene un mes.

ave fénix dijo...

Esta claro en que hay días y días, yo poco a poco voy viendo un nuevo camino, unas nuevas luchas, esperanzas....la cruz bien llevada te da la vida ¿no?....pero la cruz es la que se tiene y no la que se busca...
Muchos besitos y feliz verano :)

Hilda dijo...

Pues suerte para llevar esa cruz.
Ya he recorrido tu blog, por fin logré actualizarme, muchos post mientras estuve ausente. Espero puedas leer los comentarios que dejé. Saludos. Hilda

CRIS dijo...

Luis...me reitero en que tu nieta está tremenda...qué mona...ya se vengará por esos pelaos que le metéis.

Ave...la Cruz...como dices, no se busca, se tiene...porque si nosotros pudiéramos elegirla...¿Acaso lo haríamos? Y si pudiéramos cambiarla...¿No iríamos corriendo a hacerlo?

Hay una historia que cuenta que un hombre estaba acogotado por su cruz; no hacía más que quejarse y pedir a Dios que se la quitase...o al menos, que le diera otra más llevadera, porque no podía soportarla. Se comparaba con todo el mundo, sus amigos, sus familiares...siempre le parecía que la suya era la más pesada.

Un día El Señór le escuchó y le llevó a un campo lleno de cruces de todo tipo, grandes, pequeñas, de hierro, de piedra, de madera...incluso de cartón...
"Elige la que quieras", le dijo.

El hombre empezó a buscar; vió a un hombre delgado y bajito que portaba una de madera, parecía ligera, se dijo: "Esta si que debe ser fácil de cargar".

Sin embargo, al cogerla, las astillas se le clavaban en las manos y le resultaba molesta.

Decidió entonces ir a por una de metal, parecía pesada, pero la llevaba un anciano por lo que se dijo: "Si este puede cargarla...mejor lo haré yo"

Pero en cuanto le daba un rato el sol, se calentaba mucho y sentía que le quemaban las manos.

Fue recorriendo el lugar probando unas y otras, hasta que, finalmente, encontró una cruz hermosa, la probó...y le gusto, vió que se adaptaba perfectamente a su espalda y que, a pesar de no ser ni muy pequeña, ni muy ligera, era con la que más cómodo se encontraba.

"¡¡¡Esta es la que yo quiero!!!", Le dijo a Dios.

"Veamos de quien es", le respondió.

Cual fue su sorpresa cuando al buscar el nombre que llevaba inscrito, encontró el suyo.

Con esta historia, que igual ya habías oído, Dios me dice que igual la cruz no es la que más me gustaría, pero que, sin duda...es justo la que necesito.

¿Te ha gustado?

Un beso Rosa, feliz verano.

CRIS dijo...

Hilda...he leído todo...

Gracias por interesarte tanto...a mi me encanta leer todo lo que tienes que decir y los pensamientos que aportas al blog...

Un abrazo fuerte

martha dijo...

Yo también tengo mis dudas sobre este tema: soy hipersensible...
Imagino que por algo debo ser así, a alguien de mi alrededor le convendrá..., no sé si para bien o no, jajaja...

No puedo pedir a Dios que me cambie, pero sí que puedo pedirle que me ayude a aceptarme como soy: árdua tarea...

Siento no pasar tan a menudo, tengo a los niños en casa y voy más liada que la pata de un romano...

Un beso.
martha.

CRIS dijo...

Martha, guapísima...todo se entiende...

Esto no es un toma y daca, si no, menudo rollo.

Un besazo, disfruta de tus niños.

SEguimos conectadas...como se pueda, jajaja. Realmente tenemos muchas cosas en común.

amor y libertad dijo...

también la verdad nos busca

CRIS dijo...

Y nos encuentra...de hecho...yo creo que nunca está fuera de nosotros...