martes, 15 de julio de 2008

EL FINAL


Cuando despertó estaba de nuevo en
casa...

Nada de esto tendría sentido si no fuera por la certeza interior de que algo había cambiado en él.

No hay que buscar explicación, no hay que preguntarse si todo tiene un por qué...a veces las cosas suceden sin más, por increíble que parezca.

Ahora que estaba de regreso sentía que debía corresponder a aquel pacto que devolvió la vida a Silouh.

Ella estaba aún ahí, lo sabía...en algún lugar, en el oasis de Meneh, se encontraba unido a ella de un modo profundo, podía sentirla en su corazón...y sabía que ella también....

Su experiencia de Dios duró un segundo, no hizo falta más, pero le transformó la vida. Tenía la certeza de que Él existía...que le había ayudado...¿Cómo podría negarlo?, ¿Cómo olvidarlo?, ¿Qué le sucedería de ahora en adelante?

De vuelta a su vida, a su realidad, cumplió su parte del "pacto"...dio el primer paso para incorporarle a su vida y Él, de nuevo, volvió a hacer el resto.

La casa empezó a construirse desde cero...poco a poco...

Su vida siguió llena de dificultades, de sinsabores, también de alegrías y buenos momentos. Silouh permaneció ahí...como un hito...

Muchas veces pensó en ella y deseó de corazón volver a verla, escuchar su voz, tener su apoyo y la luz de su mirada, pero no hizo falta.

En alguna ocasión volvió a desiertos...más lejanos, más inhóspitos...pero nunca volvió a sentir miedo y jamás se encontró solo.

Hay quien dedica a su vida a buscar tesoros...y quien, sin buscarlos, los encuentra...¿Cual es el secreto?...Para él, sólo uno...conservar siempre viva
LA ESPERANZA.

5 comentarios:

amor y libertad dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Laura de Nava dijo...

Ay hermanita fuiste muy rápido para mi tiempo... Espero poder leer todo con calma y luego poder dejarte un comentario más elocuente. Por lo pronto un abrazo fraternal.

CRIS dijo...

Santi y Laura

Gracias por vuestras visitas.

La verdad es que me dio la vena literaria hace unos días...tampoco pretendía escribir un relato...pero bueno, ahí queda mi experimento. Por cierto...no tenido mucho éxito pero me ha divertido hacerlo.

Santi, he quitado tu comentario, no porque no te lo agredezca, al contrario...simplemente hay cosas, que es mejor guardarlas..será timidez, será lo que sea...sé que podrás entenderlo.

Un abrazo a los dos

Hilda dijo...

Ya lo he leído todito por fin. ¿de dónde sacas que no has tenido exito en tu vena literaria? a mí me gustó el relato. Hubo momentos en que me sentía en el desierto y podía sentir la angustia cuando ella cayó al pozo y la alegría de verlos vivos.
Es curioso, la primera y última parte son en tercera persona, mientras que las otras son en primera persona. Me pregunto si querrá decir algo.

Saludos y me gusta como escribes los relatos, tienes vena literaria y lo digo en serio, no solo para echarte ánimos. Hilda

CRIS dijo...

Gracias Hilda...

Jajaja...bueno, vena, vena...

La verdad es que no escribía nada desde hace años...buff, muchos años.

No tengo ni idea de cómo se escribe, lo hago desde el más puro y genuíno corazón...

En cualquier caso, gracias...espero poder compartir más cosas con vosotros, que, aunque no sean políticamente correctas...al menos digan algo...

Un abrazo, mil gracias por todos los comentarios que me has dejado...intentaré contestarte poco a poco