jueves, 14 de mayo de 2009

INQUIETUDES DE HIJOS

Con esto de EpC y lo que no es la EpC, confieso que tengo mucha preocupación.

Ayer por la tarde acudí a una clase para formadores en Orientación Familiar y salió a la palestra el caso de un niño de 12 años que preguntaba a su padre qué era un Centro de Planificación Familiar; les habían hablado de ese tema en el colegio y él aprovechando sus dudas, quería hablar con su padre de temas que le preocupaban...familia, afectividad, sexualidad...

Por un error gráfico, a unos nos aparecía la edad del niño como 12 y a otros como 10, el profesor nos preguntó...¿Podría un niño de 10 años de hoy día, hacer esta pregunta a esa edad?

Os confieso que me suscitó muchas dudas la respuesta...mi hijo mayor tiene esa edad y, sinceramente, creo que sí podría preguntar...mis dudas vinieron por el hecho de que, 10 años, a mí, en realidad, me parecen muchos años...ya que, al menos, mis hijos, se inquietaron por esos temas hace bastante tiempo.

Sin ir más lejos, mi hija de 5 años me preguntaba ayer..."¿Mamá, puede "fulanita" tener hijos?...Yo le dije: "Sí, claro, cuando se case seguramente los tendrá"...a lo que ella me respondió..."Pero sí se pueden tener hijos sin estar casado, mamá".

No nos engañemos...es lo que ven...y lo que oyen...no son ajenos, aunque no entiendan aún la trascendencia de las cosas.

Obviamente, mi hija me demostró que sabía la "respuesta" a aquello que me preguntaba, pero intuyo, que la información que en realidad demandaba, era otra.

¿A qué edad hay que abordar estos temas entonces y desde qué óptica?

Mi opinión personal es que no hay que esperar a que vengan con la pregunta, porque, seguramente, si no vienen con ella es porque alguien ya les habrá hablado, como demuestra la afirmación de mi hija de tan sólo 5 años...

En cualquier caso, si vienen, no se puede eludir la respuesta, porque...quizá se puede pensar que son temas delicados, peliagudos, que hay que estar bien formado...y es cierto, pero, por otra parte, a un hijo no hacen falta grandes teorías, estadísticas o conceptos científicos, porque básicamente, confía y busca en nosotros, más que nada, seguridades, referencias, cabos donde agarrarse.

Cuando a un hijo le hablas desde "tu realidad"..."tu verdad"...siempre lo entenderá. Porque además, tienen mucha más capacidad de escuchar y asimilar de la que creemos. Siempre se puede encontrar la forma de que les lleguen mejor las cosas adaptándolas a su edad y a su personalidad. El simple hecho de mostrar interés hacia sus inquietudes y dudas...ya les consuela.

Es verdad que a veces lo que pensamos, por circunstancias, no es exactamente igual a lo que vivimos en un momento dado, pero eso, creo que también se puede explicar y razonar, en mi experiencia, los niños, desde bien pequeños, tienen buena capacidad de discernimiento, si lo que se les dice es coherente y verdadero.

Con los hijos creo que no se puede dar nada por hecho, ni pensar que nuestras ideas son las únicas que pueden tener en su cabeza, porque, entre otras cosas, ellos tienen muchísimas influencias externas y pasan numerosos ratos lejos del entorno familiar...Creo que es esencial hablar claro y directo con ellos de temas como la familia, sexualidad, noviazgo, afectividad, etc...

En estas cosas, hoy día, hay casi, tanta variedad, como personas; pero nuestro deber es transmitirles aquellos valores que creemos correctos y más fructíferos para la persona, aquellos que intentamos llevar a la práctica día a día y que ellos deben ver y percibir en nosotros.

¿Debe delegarse esta tarea en alguien que no sea los padres? A mi, personalmente, me parece que no...a mi al menos, no me gustaría. Es, básicamente, mi responsabilidad, aunque desde el colegio y el entorno familiar, se puedan también aportar cosas eriquecedoras para ellos.

En estos tiempos, el ser padre a tiempo completo creo que es importantísimo, sobre todo cuando vemos cómo se quiere pisotear nuestro derecho a serlo y la manipulación que nos rodea.

Quizá no lo hagamos a la "perfección"...pero, definitivamente, hay que hacerlo...porque lo único que nos mueve es EL AMOR...y con eso...siempre se gana.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Tal y como están las cosas, creo que desde muy pronto, 9, 10 años, hay que hablarles de estas cosas, así como saber con quién andan y qué les ofrecen las amistades. Si no,corremos el riesgo de llegar tarde.

Saludos.

misideascotidianas dijo...

Está claro que nuestros hijos saben mucho más de lo que pensamos. De ahí que haya que hablarles siempre muy claro, y mejor "antes" que "después"
Besos al Pack

eligelavida dijo...

Estoy de acuerdo contigo en que no se puede eludir la respuesta. Pienso que lo mejor es contestar a todo con sinceridad y delicadeza, de acuerdo a la edad y madurez de cada cual.

Inés dijo...

Contestar siempre,hacerles pensar también siempre y conocer a quienes les dan respuestas también siempre.
Me gusta meterles muchas cosas en los bolsillos porque voy comprobando que luego saben rebuscar y encontrar las respuestas cuando ya no estamos delante para guiarles.

Hilda dijo...

¿debe delegarse esta tarea en alguien que no sea los padres? es una excelente pregunta. Sin los padres, los maestros que realmente queremos educar no podemos hacer gran cosa, la educación inicia en casa. Saludos cariñosos. Hilda

Luis y Mª Jesús dijo...

Cuando Isabel quedó embarazada uno de los myores problemas fue responder las preguntas de Ana, que entonces tenía 5 años. No entendía como se puede tener un niño si papá, y como se puede tener un papá sin que estén casados. Ahora ya va distinguiendo y el otro día le decía a su hermano Luis que Elena si tiene un papá, aunque quiza nunca le conozca, porque no la quiso y quería que no naciera, ahora sus tíos la quieren mucho y su mamá y sus abuelos muchísimo.
me quede sorprndida al oirla con 7 años recién cummplidos.
Besos

CRIS dijo...

Veo que coincidimos bastante en el tema y me alegro.

La verdad es que esto de ser padre es una carrera de obstáculos y cada vez, nos ponene más pruebas delante, es como la gran Gynkana.

Yo creo que aunque no es un trabajo remunerado...cuando la intención es dar lo mejor de uno mismo, sin duda es el más rentable y a la larga el "mejor pagado".

Cómo dice un "dicho", que no sé si anónimo: "Las manzanas no caen lejos del tronco".

Besos a todos.