lunes, 18 de mayo de 2009

LA PACIENCIA

Hablar de ella es un gran reto, porque aunque es algo que todos conocemos...no sé hasta qué punto poseemos.

Es una gran virtud, ¿de donde nace?

De la disciplina...

Del autocontrol...

De la necesidad...

Del instinto...

No sé...yo, la verdad creo, que los mayores frutos los produce cuando nace de la sencillez y del amor, que quizá, para mí, la transformarían en algo más difícil y profundo...LA DONACIÓN.

Dicen que el hombre es el único ser capaz de amar y de pensar...y por tanto, actuar en consecuencia...parece lógico entonces que sea patrimonio nuestro el tenerla...aunque a veces, cueste creerlo.

¿Cómo lo veis?

10 comentarios:

JORGE dijo...

Y a veces queremos tener paciencia, pero tenerla yaaaaaaaaaa.

y es que se necesita mucha oración y poner de su parte para lograr virtudes. La Biblia nos propone a Job como ejemplo. Voy a leerlo, motivado por tu post.

Gracias y bendiciones

Guerrera de la LUZ dijo...

Bueno.. es que los labradores son más que humanos. Tengo uno exactamente igual(un poco más grandote y más blanco) y estoy completamente enamorada de él.

La paciencia... creo que se alcanza a través de la paz interior. Pidiéndoselo mucho al Espíritu Santo.

Besos.

misideascotidianas dijo...

¿No nace de la esperanza y la comprensión?
Bss al Pack

Carlos dijo...

Es muy difícil, una y otra vez me lo he propuesto fimemente pero al final vuelvo a caer...es verdad que es una gran virtud y que todos la necesitamos pero muchas veces, a mi por lo menos, me falta contar hasta 3...

Militos dijo...

Muy práctico tu post para estos días, Cris, donde todos saltamos contra los otros a las primeras de cambio. Todas las virtudes se adquieren a base de practicarlas, fallando y reemprendiéndolas otra vez. La sencillez y el amor, como dices, son dos buenos comienzos para todo.
un beso, guapa.

INÉS dijo...

Es de las virtudes más difíciles de vivir...sobre todo con uno mismo.
Yo me lo propongo casi cada minuto pero me cuesta ...horrores.
Paciencia y donación ¡lo pensaré!

Javier Vicens y Hualde dijo...

La caridad es paciente. Se muestra fuerte -muy fuerte- cuando actúa. Pero se muestra aún más fuerte cuando lo soporta todo... con paciencia.

eligelavida dijo...

Creo que es un don gratuito que tenemos que pedir en la oración todos los días, aunque solo sea por los frutos que produce. No en vano decía santa Teresa que la paciencia…TODO lo alcanza.

maria jesus dijo...

Yo soy bastante paciente, pero nadie como mi perro cuando vienen mis nietos

Luis y Mª Jesús dijo...

Existe una predisposición. A mi de pequeña en el cole me llamaban santa paciencia, con el tiempo me he dado cuenta de que es la única virtud que me adorna. Supongo que la he cultivado porque no me costaba mucho y me fue regalada pensando en que me iba a tocar Luis en el sorteo. (es broma, ¿o no?.
Besos