jueves, 4 de septiembre de 2008

PREGUNTAS...


El martes por la noche...pusieron en "Documentos TV "un reportaje sobre adopciones internacionales...titulado: "Mercado de Huérfanos "(Si pincháis en el enlace y estáis interesados, lo podéis ver al completo).

No os voy a decir que me fui a la cama encantada, porque me dejó hecha polvo y además, mi burbujita se hizo aún más diminuta e insignificante.

Tengo muchos amigos con hijos adoptados en el extranjero, es cierto que los trámites son penosos y el tema económico, es sangrante...yo de hecho, no puedo entender que adoptar a un niño cueste dinero...y que no sea mucho más sencillo, viendo además lo que salió en aquel reportaje y tantos otros.

Por si no lo visteis...que es probable...os quiero contar mis impresiones a ver si me ilumináis vosotros un poco...o me dais un capón...o me decís, por el contrario que no estoy tan equivocada con lo que pienso, si es el caso...a mi alrededor me han dicho de todo...

Lo que era palpable por todas partes era una palabra: SUFRIMIENTO, y unas vidas llenas de vacíos, temores...desesperanzas.

Y dejo claro, que me refiero únicamente a los casos que aquí aparecieron...que nadie se de por aludido, por favor...

Mi pregunta principal es: "¿Qué pintaré yo en todo esto con mi vida y mis circunstancias?"

Presentaron varios casos de familias que decían "querer adoptar un niño por razones humanitarias"...darle una vida mejor..., aparte, lógicamente, del propio deseo de ser padres.

El primer caso era un matrimonio inglés que tenían ya un niño de unos 7 años..., por eso habían decidido adoptar a "una niñita rubia con ojos azules, de las que hay en Rusia", como decían ellos.

Estaban ilusionados...la mujer hasta quería aprender ruso...pasaron los trámites, se gastaron una gran pasta y al llegar a Rusia, y visitar un orfanato fantasmagórico lleno de niños abandonados y en condiciones deplorables....les presentaron a su "hija".

¡¡Vaya chasco!!....Resulta que la niña había nacido con el Síndrome de Alcoholismo Fetal y tenía un problema de corazón, algo de vista...una enfermedad grave.

La tuvieron entre sus brazos, pero finalmente decidieron que "eso no era lo que esperaban y les habían dicho ", que además, por desgracia, es verdad.

Se marcharon sin la niña y les ofrecieron otra, de otro orfanato..."que era perfectamente normal...y según decía la madre: "sí sentían la conexión que deben tener unos padres con un hijo cuando se miran"...La mujer terminó diciendo: "Por fin sentimos que podremos ayudar a alguien a tener una vida mejor".

Adoptar un hijo no es obligatorio...y si está enfermo...no todo el mundo está preparado, sin embargo, no puedo comprender lo que decía esta mujer.

¿La primera niña...no podría haber tenido también una vida mejor?, ¿Qué es exactamente una vida mejor?

Entiendo y respeto que cuando anhelas un hijo quieras que todo esté bien, que nazca sano, que tenga una vida plena...pero un hijo es ante todo un ser humano, no un "proyecto, yo creo que su vida, tiene valor en sí misma. Si tienes un hijo enfermo o le sobreviene una enfermedad o cualquier otra cosa...¿No habría que luchar más aún, si cabe, porque su vida fuera lo mejor posible?, muchas veces la "normalidad"...no garantiza la "facilidad", ni la "felicidad"...., nunca escuché a nadie decir que se ama más a los hijos sanos que a los enfermos...más bien al contrario..., tampoco escuché nunca que un niño enfermo necesite menos amor....sino al contrario.

El segundo caso era un matrimonio americano que también tenía el deseo de adoptar a un niño, para ser padres y para darle una vida mejor. Les recomendaron Camboya...el proceso era rápido y allí vivían con mucha precariedad.

En este caso, aparte de la adopción en sí, se denunciaba que la persona que coordinaba allí las adopciones estaba siendo investigada por posible "tráfico de menores".

La mujer americana que quería adoptar viajó a Camboya...iba a adoptar a una huérfana de 7 años. Sin embargo, al llegar allí, se encontró con que la niña tenía ya familia...

El tráfico de menores consistía en que la intermediaria recorría los sitos más pobres y ofrecía a las familias 38 € si les daban un hijo (allí eso es una fortuna...dicen), aún es más, si se lo entregaban en el acto, añadían al dinero un saco de patatas. Eso sí, las mafias se embolsaban muchísimo más dinero...miles de euros.

La americana describió la escena como algo terrible donde nunca antes había visto un rostro de sufrimiento tan tremendo como el de aquella madre....la niña tenía la cara sin expresión ninguna y la mirada perdida.

La intermediaria, dice ella, le obligó a poner en el papel que "no se conocían parientes de la niña"..., de hecho narró como ante su negativa, la propia intermediaria marcó esa casilla...

Finalmente...y pese a que todo aquello sabía que no era legal....pese a que vivió todo aquel sufrimiento...se llevó a la niña....

Al final del reportaje, sacaron a la niña que ya tenía 14 años...decía que aún se acordaba de su madre y sus hermanos...y la madre adoptiva terminó diciendo: "Se nota que esa niña se crió rodeada de amor y cariño durante sus primeros años de vida...es la más caritativa, la más bondadosa de toda nuestra familia...Me hubiera encantado ayudar a aquella familia de otro modo...no teniendo que arrebatarles a su hijita para poder darle a ella una vida mejor"

Mi pregunta, insisto, sería: ¿Qué será una vida mejor?, ¿Hizo bien aquella mujer en sacarla de allí?

Lo peor de esto no es quien adopta...o quien vende...es la crudísima realidad del sufrimiento humano que sin esperanza y viviendo en la auténtica "muerte", puede llegar a las mayores atrocidades y sacar lo peor de nosotros...

Hubo más casos...no quiero extenderme...a cada cual más tremendo.

Termino con uno de otro matrimonio inglés, similar al primero, con un niño de unos 5 años, que también habían decidido adoptar en Camboya por tema humanitario. Sin embargo, a raíz del destape de estos abusos que os contaba en el caso anterior, las adopciones en Camboya se han suspendido y tras dos años de trámites...no podrán adoptar a la niña que querían.

Han invertido todo su dinero, su tiempo y hasta su casa, en juicios para ejercer su derecho a adoptar en Camboya...pero al final, han perdido todo...y la madre, narraba entre lágrimas como "todos sus sueños y su vida se habían venido abajo".

Ahora, os dejo a vosotros...a ver qué me decís.

Yo me comí mucho el coco.

7 comentarios:

luis dijo...

Tengo un gran respeto y admiración por quienes adoptan niños, pero a un niño que tiene una familia que le quiere se le puede ayudar de forma mucho mas humana que separarle de su familia. La Ley de Adopciones Internacionales, que si mal no recuerdo es de finales diciembre de 2007, concibe la adopción internacional como una medida dirigida a menores que no pueden encontrar una familia en sus países de origen y siempre debe primar el interés del menor. Para valorar cuál sea este interés los occidentales partimos de nuestras "necesidades", que pueden no tener nada que ver con las del el adoptando.
En adopciones, como en casi todo, no se puede generalizar. Si un niño no tiene hogar es maravilloso que encuentre una familia, pero si alguien va buscando un niño de determinadas características, lo que prima no es el interés del menor.
Ayudar a las familias necesitadas para que puedan cuidar adecuadamente a sus hijos creo que es la mejor opción.
No te asustes Cris, los problemas reales tienen solución, los imaginados o absurdos no, y no se que pasa, pero quien no tiene problemas reales se los inventa.
Un beso
María Jesús

Hilda dijo...

Querida Cris, en mi país la adopción es penosa por la enorme cantidad de trámites burocráticos que hay que seguir para lograrlo.
Una amiga me platicaba de que una pareja había esperado 8 años y entonces les llamaron para decirles que tenían un niño pero con cáncer y ellos tendrían que pagarle el tratamiento. La pareja aceptó sin dudarlo.
Si bien quizás (digo quizás porque no tengo hijos)a mi me costaría tener un niño enfermo por razones obvias, eso no significa que no lo aceptaría, al contrario, es mi hijo. Por eso admiré mucho a esa pareja.
Por tanto sabes qué pienso que está pasando, que nos estamos volviendo cobardes. Nadie quiere sufrir, nadie quiere enfermarse, nadie quiere comprometerse y eso es imposible. Por eso ahora se piensa más en el aborto, en la eutanasia, en no sufrir.
Y el sufrimiento es enseñanza y la vida mejor es como la vivas, la calidad y los valores que le des.
Bien lo dijiste, el hijo es un humano, venga, como venga. Es como decirle a un hijo que si su padre se enferma ya no sirve. ¿y luego nos preguntamos porqué hay asilos de ancianos? ancianos olvidados, maltratados, para allá vamos inculcando ese mensaje.

En el segundo caso, si sabes que está mal como separas a una hija de su familia. ¿no hubiera sido mejor ayudar económicamente a toda la familia, aunque fuera con un poco? aunque sea con las mejores intenciones a veces nos hacemos complices de la ilegalidad.

Ya me extendí disculpa. un saludo muy cariñoso. Hilda

CRIS dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios, de verdad...me han ayudado.

Hice este post porque estaba bastante tocada por el reportaje, de hecho esperé un par de días, porque al principio estaba entre indignada y confundida...

Pero es que yo soy así de temperamental... mi marido también lo vió y se podía poner más en el papel de los padres...yo era incapaz en aquel momento...

Lo que si entendía perfectamente es que todas aquellas personas sufrían mucho y que yo estaba aquí en Madrid con unas circunstancias concretas muy alejadas de todas esas realidades, sobre todo, las de los niños.

Pienso en todas las diferentes culturas, creencias, tradiciones y siento que somos verdaderamente un granito en el desierto; pero como puse en un post este verano, supongo que cada estrella, por pequeña que sea...tiene su lugar y su brillo en el firmamento. Sólo Dios sabe por qué está allí y cuanta gente se fijará en ella.

Besos a las dos

ave fénix dijo...

el primer ejemplo que pones de la ninñita enferma , es terrible y incomprensible...no buscaban darle una vida mejor a ella , sino a ellos mismos , esta historia me suena ha "capricho..."

Estoy indignada.

Besitos Cris.

Irache dijo...

Nos hemos acostumbrado a tener de todo.Ylo que no tenemos lo buscamos como sea.
Como dice Ave Fenix a veces son caprichos, cubrir las necesidades que creemos tener.
No creo que fuera capaz de separar a una madre de su hijo, aunque puede que la madre piense que para su hijo será lo mejor. No se, es dificil ponerte en la situación del otro en estos casos.
Besitos.

gueRRera de la LUZ dijo...

Vivimos en un mundo desquiciado, no me extraña que Dios Padre esté ya harto de nosotros, no hay por dónde cogernos. Sólo por su infinita Misericordia no nos vamos al garete ya.

CRIS dijo...

Gracias por tu visita Guerrera

Es verdad que somos un poco desastre y que la paciencia de Dios es infinita.

También es verdad que no podemos cerrar los ojos a la realidad que nos rodea, aunque es difícil muchas veces entender las cosas y ponerte en el lugar de los demás.

Un saludo, prometo devolverte la visita