miércoles, 17 de septiembre de 2008

LA NOCHE EN BLANCO


Hoy quiero escribir sobre una noticia que leí ayer en la prensa y que, no es que me sorprendiera, simplemente me produjo una enorme tristeza, al comprobar, que, determinados valores que bajo la consigna de "libertad" y "democracia" nos vende el Estado, son tan sólo cortinas de humo que se ceban con los más jóvenes, que no pueden dejar de sucumbir al engaño que supone aceptar esta "Cultura de la muerte".

Y hablo de muerte no en el sentido físico, que también está implícito, sino en un sentido profundo...muerte del ser..., que al final es la más terrible; porque sumerge en la peor de las oscuridades y el vacío, que es, la pérdida de toda esperanza.

El pasado fin de semana se celebró en Madrid una nueva edición de "La Noche en Blanco".

Para los que no sepáis qué es esto; es una iniciativa de nuestro alcalde que permite que una noche al año en múltiples escenarios culturales de la capital, se celebren eventos a los que la gente puede acudir de manera gratuita. Se supone que es una acción "cultural"...pero al parecer, para muchos, es algo más.

"El uso de la pastilla postcoital aumentó al día siguiente a la gran fiesta de la cultura que inundó las calles de la capital el pasado fin de semana."

"Los trabajadores del Centro Joven de Anticoncepción y Sexualidad (CJAS), una ONG que depende de la Federación de Planificación Familiar, pudieron ver como en la jornada posterior a la Noche en Blanco se doblaba el número de usuarios respecto al día anterior."

Este es el titular...el contenido de la noticia no tiene desperdicio, aquí os dejo unas joyas para que juzguéis vosotros mismos la ligereza y banalidad con las que se trata el tema, y mis preguntas al respecto...:

"La Noche en Blanco ya no es más que un recuerdo para muchas mujeres. Para otras, en cambio, lo que pudo suceder en esa jornada aún les sigue robando el sueño."

¿Y para los hombres...no?...Total, mientras sólo sea el sueño...

"Las multitudes que el pasado sábado abarrotaron las calles de la capital dieron pie a que algunas parejas se conocieran y que, en ciertos casos, llevaran su aventura nocturna a sus últimas consecuencias. No obstante, con el amanecer se impuso la realidad y lo que pudo ser un agradable episodio erótico sin consecuencias, se convirtió con igual facilidad en una complicación".

¿Pero es un agradable episodio...o una complicación...en qué quedamos?

"La responsable del CJAS cree que la pastilla del día después debería ser recetada en cualquier hospital: "Los médicos nos las remiten a nosotros y, cuando por fin se la toman, ya han pasado demasiadas horas y la píldora pierde efectividad", se quejó.

Y yo me pregunto...¿Efectividad para qué...?, ¿Se lo cuentas a las que van a pedirla o sólo al periódico? Yo creo que hay que hablar claro...¿no?, llamando a las cosas por su nombre, si es posible.

Toda esta maravillosa noticia se completa con cinco testimonios de chicas que acudieron al citado centro a por su "píldora"...

-"María tiene 24 años, acababa de salir del centro de planificación familiar acompañada por su novio con una expresión de alivio en su rostro y un papel en la mano (...). Su novio aseguró que estaban un poco nerviosos y que no sabían que fuera tan sencillo el procedimiento. "Fueron muy amables y nos informaron de todos los métodos anticonceptivos". Ahora María sólo espera que los efectos secundarios del fármaco no sean demasiado "incómodos" para su organismo.

-Una joven de 19 años, Emilia, se dirigió el pasado domingo a la farmacia más próxima a su casa. Buscaba comprar la pastilla del día después "Es la cuarta vez que tengo que comprarla", señaló con desparpajo. La muchacha afirmaba que en el pasado había acompañado a casi todas sus amigas a alguno de los centros de planificación familiar de la Comunidad. Por eso, para ella no era nueva la visita al CJAS.

A pesar de su experiencia como consumidora de la píldora, se defendió indicando que no la empleaba como un anticonceptivo habitual, sino como el procedimiento de emergencia...

-Ana, de 26 años: "Ayer fui a urgencias del hospital para que me dieran la píldora postcoital. Al llegar no me la querían ofrecer. Estuve insistiendo y, al final, un médico joven se compadeció de mi y me la dio"...La mujer agregó: "Mi novio no sabe que estoy aquí".

-Lucía, 26: (...)Se ha visto obligada a hacer una visita al centro de planificación familiar y ha pedido a su mejor amiga que la acompañase: "El chico con el que mantuve relaciones es sólo un joven que conocí en un garito, aquí no pinta nada."

-Esther y José...La mujer ronda los 28 años y su novio aparenta una edad aún mayor. "Es la segunda vez que tenemos que venir", indicó el hombre. "En realidad queremos tener hijos, pero en la actualidad, ambos carecemos de empleo estable y no estamos preparados para mantener a un chaval", sentenció. La joven afirmó que espera que cambie su situación, pero que hasta entonces, hay que "tener cabeza". A su vez se quejó de que la píldora cueste 20 €, cuando en otros países sólo vale 2 €."

En fin, parece que esto es lo que hay...parece que este es el maravilloso mundo que el Gobierno y gran parte de la sociedad ofrece a la juventud del S. XXI, donde mi pregunta sería...¿Y luego qué?...¿Y la vida real, cuando las noches son tan blancas, qué?

No pretendo juzgar a estas personas...ya que no las conozco ni sé qué circunstancias les han podido llevar a esas situaciones; pero es una pena que todo lo que les entregue sea este relativismo...y que todo lo que reciban sea esta indiferencia...

Espero que alguna vez en su vida, al menos, puedan escuchar que existe una esperanza que no defrauda y otra Palabra...no tan vacía. Aquí voy a añadir, a posteriori, lo que me ha sugerido Maria Jesús en su comentario: Espero, en definitiva, que alguna vez puedan conocer el Amor de Dios...
Yo por mi parte, os dejo lo que a mi me ha sugerido esta noticia y os invito a que leáis aquí la explicación al salmo, del enlace que he utilizado, porque es preciosa.


SALMO 114:Acción de gracias
.

1Amo al Señor,
porque escucha mi voz suplicante,
2porque inclina su oído hacia mí,
el día que lo invoco.

3Me envolvían redes de muerte,
me alcanzaron los lazos del abismo,
caí en tristeza y angustia.
4Invoqué el nombre del Señor:«Señor, salva mi vida».

5El Señor es benigno y justo,
nuestro Dios es compasivo;
6el Señor guarda a los sencillos:
estando yo sin fuerzas me salvó.

7Alma mía, recobra tu calma,que el Señor fue bueno contigo:
8arrancó mi alma de la muerte,
mis ojos de las lágrimas,
mis pies de la caída.

9Caminaré en presencia del Señor
en el país de la vida.

11 comentarios:

Luisa dijo...

Cris,si tengo que ser positiva,creo que este mundo nuestro es estupendo:nos ofrece la posibilidad de ser muy apostólicos,de abrirnos a muchos amigos,de hacer campaña pro-derechos humanos,pro-vida,pro-sensatez.

Si tengo que ser crítica con el alcalde de la Villa,tengo que medir mis palabras y al final se me quedan cortas.
El uso de la pildora abortiva es para matar,de anticonceptivo nada,como muy bien sabemos tu y yo, pero no quizas toda la chiquillería.
Y además con importantes efectos secundarios.
La inmoralidad.Pobrecillos.
Perros y perras que se aparean.Perdona pero es que eso es lo que hacen y que luego se quitan de un pildorazo una vida humana, con el beneplácito del alcalde de la Villa, a costa del contribuyente y con el desconocimiento de los padres.
Bss

+Sergio dijo...

Cris.. te he leído en el blog de familia sin apuros.. (tambien veo que conoices el blog de alter-ego (amigo mío) te he visitado y he encontrado muy acertadas todas tus opiniones, sobre todo coherentes. Te invito a que visites mi blog (clica sobre +sergio, y entras), si quieres unirte a un grupo de oración, con un blog reservado, donde apoyamos a una asociación pro-vida, me comentas tu e-mail, y te pongo en contacto, en estos últimos meses por este esfuerzo ya llevamos salvados a 37 bebes.

Si me das permiso, como me ha encantado tanto tu escrito, lo copuio y expongo en mi blog.

Dios te bendiga, (que me consta que ya lo hace)

Anímate.

Alberto Ferrer dijo...

La verdad es que es algo muy triste, porque normalmente las “reuniones masivas” de jóvenes acaban siempre así… Con las millones de cosas que se pueden hacer, y parecen estar siempre cebados en lo mismo, es una verdadera pena…

No sé… yo también soy joven, y vivo la mar de feliz sin hacer todo eso… ¿qué extrema necesidad ven en ello? ¿Les hace felices a caso? porque a veces lo dudo…

Un abrazo.

Luis y Mª Jesús dijo...

Abrí el blog para hacer un comentario al post anterior, pero me encontrado con éste.
¿Os dais cuenta de que estos jóvenes no sabrán nunca lo que es el amor?; se convierten a sí mismos y al otro en objeto de uso; ¿dónde está la entrega, la aceptación?¿dónde la responsabilidad?.
Hay mucho trabajo, me alegra conocer a jóvenes como +sergio.
Un abrazo
María Jesús

CRIS dijo...

Por supuesto que hay muchísimos jóvenes que no son como estos...

Estos en realidad, son víctimas, seguramente de muchas cosas...a mi, personalmente me produce una pena tremenda ver, como dice MªJesús, la necesidad tan grande de amor que tiene el mundo.

Y es que sin esperanza la gente se muere a chorros...y luego vienen los suicidios, la violencia, el aborto, y tantas abominaciones que nos rodean.

Teneros a todos aquí en el blog no sabéis cómo me ayuda a creer que esta esperanza sí existe, que es posible hacer cosas, evangelizar, llevar este amor de la manera que Dios nos ponga delante.

Muchas gracias por vuestros comentarios.

Sergio...eres bienvenido y por supuesto tienes mi permiso.

Un abrazo a todos

CRIS dijo...

Maria Jesús, voy a añadir algo al post...me lo has sugerido y creo que es sumamente oportuno.

Un abrazo

porlafamiliaporlavida dijo...

Querida Cris:

Gracias por secundar mi post de hoy, decirte que por un error mío, había escrito mal el enlace, así que me pasaba por aquí a enviarte el enlace correcto.

http://miguelangelmaestre.blogspot.com

Perdón por las molestias.

lojeda dijo...

Es tristísimo que la píldora del día después, la den como si fueran gominolas.
Yo creo que los facultativos están para informar y no para repartir algo que supondrá un aborto más, después de una noche loca.
Con la píldora se tranquilizan aparentemente, pero yo creo que no su espíritu ni su conciencia, porque pienso no son conscientes de la atrocidad que están cometiendo con la dichosa pildorita.
Me pregunto que si los que las administran dormirán tranquilos, cuando lleguen a su casa y vean la cantidad de pastillas que ha repartido, sin tan siquiera haberles indicado el peligro que supone tomarla como si fuera una aspirina.
¡Que pena!
Cris, el vídeo del que te hablaba era el de maritere de la vogue en el colegio. Creo que estábamos hablando del mismo vídeo, lo que pasa es que yo lo vi primero en Youtube, cuando te lo recomendaba Anaroski, y luego Luisa lo tenía publicado en su blog.
Perdón por el lío que te he hecho.
Un besazo.

Por cierto en el blog de Sergio (en Dos corazones), hay una opción para encender velas por las mujeres y jóvenes que quieren abortar. Son oraciones a la Virgen por ellas. Os recomiendo que entréis y encendáis velas.

Hilda dijo...

Cris, yo como médico estoy a favor del uso de la planificación familiar pero para eso como una herramienta para planear la familia, no como licencia para tener relaciones sexuales!! La gente confunde mucho eso. Y Luisa lo pone de una forma muy puntual: la pastilla postcoital, les guste o no a los señores del gobierno, es una pastilla abortiva, no tiene nada de anticonceptivo.

Y ya se venía venir desde su invención: fornica lo que quieras, revuélcate con quien gustes, no habrá consecuencias, para eso está la pastilla postcoital.

¿y el don sagrado de la sexualidad, dónde lo dejaron? dónde quedó la sexualidad para el matrimonio, como el don sagrado para alabar a Dios, como la oración a Dios que nos hablaba Juan Pablo II, lo han olvidado, se queda en su relativismo y en degradar lo que debería ser bendito.

En fin, saludos cariñosos. Hilda

CRIS dijo...

Estoy de acuerdo con vosotras...Lojeda y Hilda..., el problema es la falta de información, me temo que intencionada.

Muchos de estos jóvenes no conocen otra cosa más que esa opción.

Nadie les ha hablado nunca de la sexualidad como algo sagrado, ni del respeto a sí mismos y a la vida, ni han experimentado posiblemente qué es el amor.

Es probable también que nunca nadie les haya anuncidado a Jesucristo, ni les haya hablado de Dios...

Yo no les culpo...culpo a los que manejan los hilos y se aprovechan de toda esta precariedad afectiva y de valores para, en el fondo, lucrarse.

Hilda dijo...

Cris, totalmente de acuerdo contigo y yo me temo que más que falta de información, exista demasiada información y casi nada de formación: bien lo dices, nadie les habla del carácter sagrado de la sexualidad, del autorespeto, del amor, de Dios etc.

A muchos padres les está dando flojera formar a sus hijos y el ejemplo que reciben en la escuela y en los medios de comunicación, junto con las grandiosas estrategias gubarnamentales lo único que fomentan es la promiscuidad y lo que mencionas.

Pero los que somos concientes y tenemos la probabilidad de alzar la voz a más gente como padres, maestros, bloggers, podemos sembrar las ideas y manejar con la verdad los hilos, con un poco de suerte lleguemos a influenciar en los jóvenes para bien.

Un abrazo. Hilda