jueves, 2 de octubre de 2008

UN POQUITO DE RELAX...EH?


Siempre he oído decir que "la locura no tiene cura"...y va a ser qué es verdad.

Creo que no soy la típica hipocondriaca compulsiva...me considero joven en todos los sentidos, pero...o me engaño o mi cuerpecito serrano me está empezando a pedir un poco de relax...

Yo me lo tomo con un humor increíble y trato de dar la vuelta a la tortilla de los achaques, mientras no dejo de ir de un sitio a otro a ver qué rayos es esto que tengo aquí o allá...

Poca cosa...no creáis, pero no veas si cunde.

Primero me percaté que al despertarme en mitad de la noche tenía las mandíbulas más tiesas que un Dobermann...eso es el estressss....el estresss...

Estrés o no estrés...me colocaron una especie de férula ortopédica para dormir...que ha sido como poner bozal al Dobermann...y "quez mez zaze hblaz azi"...

De hecho el dentista me dijo..."esto no te vale ni para hablar ni para comer"...Pero no pasa nada, total por abstenerme de las posibles fresas con champagne de una noche a lo Pretty Woman...ahora,por prescripción médica... hay que ir al grano directamente...jejeje.

Tras haber metamorfoseado el artilugio en mi ser...empecé a notar que mi blanca cocorota asomaba más de lo normal entre mis ricillos...
La evidencia era clara...estaba empezando a quedarme sin un pelo de tonta...
"Noooooooo, yo quiero seguir siendo tonta"...y en eso estoy, parece que lográndolo y todo, aunque me han mandado unas ampollas que al ponérmelas siento una "congelación neuronal automática"...¿Qué rayos echan ahí?

Me ha recuerda al chiste del hombre que va a la farmacia y dice:"¿Hay ampollas?" ...y le contestan: "Hello, Mr. Pollas".

Pues eso

Por último, aunque en mi adolescencia era fan de los Hombres G, lo de "Marta tiene un marcapasos" jamás me preocupó...
Pero de pronto noté que mi corazón de vez en cuando daba saltitos..."¿Por qué saltas puñetero, si no estoy precisamente contenta?"...Me decía a mi misma después de una "épica jornada de madre de familia"...

La doctora me mandó al médico del corazón...pero nada...ni un sólo saltito en las visitas...el muy..

Así que el médico me ha dicho que me tome una tila, que me muerda los dientes y que no me tire de los pelos...

Aunque yo prefería tomarme un Daiquiri en una isla del Caribe...a la luz de la luna...y sin "aparato"...por lo que pueda surgir.
¿No?

7 comentarios:

j.a.varela dijo...

Hummm...

Para tu consuelo, el otro día, en una visita al dentista, todo se centraba en ver cuanto duraría el arreglo. Para hacerlo coincidir con la sobrevida estimada y no gastar al santo botón!

Esta vida es un sufrimiento!!!!

Juan

lojeda dijo...

Amiga, no te observes tanto y deja pasar los dolores, sin hacerles mucho caso, que si no te volverás loca.
Ya has tenido bastante con el cólico que te dio ayer, y eso si que duele.
Te lo dice una experta en dolores de huesos, a los que no hago ni pu... caso.
Un besazo.

Luisa dijo...

Pero ...¿TÚ TE MIMAS?
Mimate,chiquilla.

Ana dijo...

No he llegado a lo del corazón, pero ya pasé la etapa de apretar los dientes al dormir y la de tener canas... de esto al resto hay un paso!

Luis y Mª Jesús dijo...

Me han tenido que poner fundas en la mayoría de los dientes de arriba no porque los tuviera mal sino por el desgaste de tanto apretar. Me hicieron un aparato para dormir con el y se lo di a Luis para que lo llevara a casa porque yo tenía que recoger a los niños. No se que hizo con el pero lo perdió por el camino. Me imagino la cara del que abriera la caja donde iba. Afortunadamente el dentista es amigo y me dijo que en vez de hacerme mas descuento me regalaba el aparato, así que no había pagado nada por el. De todas formas no resolvería nada porque yo cuando mas aprieto es por el día. la opción es ¡APRETAR LOS DIENTES O MATAR A ALGUIEN!. No estoy en la cárcel, pero tengo la mandíbula destrozada.
Un besazo. Me alegro de que no sea nada mas.
María Jesús

CRIS dijo...

Jajaja...desde luego qué poco humor tenéis, de verdad...

Si yo lo cuento para que os riáis un poco.

¿Me veis entonces con pinta de hipocondriaca?...jajaja...

Hilda dijo...

jajaja, es que el tiempo cobra factura!! jajaja, mira, ni digo nada, ya te conté que la otra vez me agaché y ya no pude levantarme porque me torcí y me dolió hasta el alma, yo le echo la culpa a que quedé resentida del accidente, que si pienso que es por la edad me suicido ji ji ji ji

me divirtió lo de ir al grano, y tu chiste me hizo recordar otro:
una zorra corría a toda velocidad y atropelló a un pollito y entonces se detuvo y le dijo: I am sorry y el pollito contestó: I am pollito!!

gracias por hacerme sonreír. Besos. Hilda