martes, 14 de octubre de 2008

LA LLAVE

Cuando se pierden o te roban las llaves de casa, la sensación inmediata que se tiene es de inseguridad.

Posiblemente, todos nos apresuramos a cambiar la cerradura y conseguir otra llave.

La verdad es que "sin llave", no podemos entrar en casa...a no ser que la puerta esté abierta; pero...¿Quién deja la puerta de casa abierta cuando no está?

El pasado fin de semana he estado reflexionando profundamente sobre aquellos lugares en mi vida donde me es imposible entrar porque están cerrados para mí; ¿Cual es la llave y dónde está?

En aquellos lugares tengo esa sensación de inseguridad...de inquietud.

¿Cómo encontrar una llave apropiada?, ¿la llave maestra?

Haciéndome estas preguntas, miro una cruz de metal que tengo ante mí...y me doy cuenta de que esa cruz ha sido una llave en muchas ocasiones....la llave ha abierto y abre todas esas puertas...y lo veo no sólo como algo teórico...sino como un signo físico que Dios me da para que lo tenga presente, ya que que físicamente, la cruz, podría tener forma de llave.

Jesucristo es la llave maestra que Dios me ha dado para entrar en lo profundo de mi corazón, pero que tiene la propiedad de adaptarse al corazón de todo el que la usa...

En mi caso:

-Abre la puerta de matrimonio en aquellos momentos en los que no puedo "entrar en el otro" por mil motivos; la puerta del perdón, de la reconciliación, de la donación, de la generosidad, del cariño...

-Abre la puerta de la esperanza; ante el agobio de las dificultades, ante la incapacidad de dar todo lo que me gustaría, ante el desánimo en los momentos de lucha.

-Abre la puerta de la vida.

-Abre la puerta de la fe.

Como toda llave, necesita ser guardada y mantenida en buen estado..., a mi me corresponde ponerla a buen recaudo, colocarla en el "llavero adecuado", engrasarla con el aceite apropiado para que no se atasque.

Me corresponde, porque es la llave que me da la paz, cuando entro en mi casa...

Y además, nunca me falla.

11 comentarios:

lojeda dijo...

Has dado en la clave, Cris. Las llaves nos dan seguridad, porque sabemos que estamos seguros con ellas echadas.
Pero LA LLAVE PRINCIPAL, está en Dios, en Jesús crucificado, que nos da la oportunidad desde nuestra Fe en Él, a acceder a Su Misterio y a Su Amor.
Besitos

Ana dijo...

Que lindo post Cris, esperanzador...
Beso grande!

Luisa dijo...

Cris,estás que te sales del blog,guapa.Pero qué cosa más bien dicha. Ahora mismo no puedo añadir nada más, porque TENGO MUCHO CORAJE:¡a mí no se me ha ocurrido lo de la llave y el Crucifijo!

Tendrás que invitar tu,para consolarme.

Luis y Mª Jesús dijo...

Genial, Cris; guardemos la llave, pero en un cofre de cristal, no sea que nos olvidemos de que esta ahí.
Un beso
María Jesús

amor en libertad dijo...

y es una llave que no pesa, el yugo es ligero y la carga es suave, cómo me gustan esas palabras, cris

un beso

santi

Irache dijo...

Pues si que te inspirado, si.
Gran verdad, sin esta llave maestra dificil entrar a todos los sitios.
Un besazo.

Reportera Española dijo...

Hola:

He conocido tu blog a través del de Lojeda, y me gustaría entregarte la llave del mío para que me visites.

Un saludo.

KarlanKas dijo...

Lo mejor de todo es que, lo que cuentas... ¡es cierto!

CRIS dijo...

Me alegro de que os haya gustado la reflexión, no hay nada como salir de la gran urbe y pararse un poco, simplemente para tomara aire y volverlo a soltar.

Ana, gracias.

Luisa, yo te invito a lo que quieras...te dejo las llaves de casa, incluso...por si las necesitas cuando vengas, jejeje.

Maria Jesús...cuanta razón tienes, y lo digo en serio.

Irache...con esa pedazo llave que he tenido delante...¡imagínate! Yo digo...que si allí no me inspiro...¿donde? De todas formas, eso ha sido un "regalito" personal, el resto...tiene otro cariz.

Amor, ¿como no va a ser la carga ligera, cuando aprendemos a no ver en ella, precisamente, una carga?

Reportera, ¡bienvenida!...te tomo la palabra hoy mismo.

¡¡¡¡karlankas!!!! Pero si veo que me "ajuntas" y todo. Todo un honor, maestro...jajaja. Bueno, que sí, que lo mejor, es que es verdad...me alegro de que lo pienses y espero que no lo olvides. Un besazo a los dos y a ver si repetimos la "salida".

Un abrazo fuerte a todos...

CRIS dijo...

Lojeda, no me olvidé de ti...no creas...

Simplemente...¿Qué podría añadir?

Un beso fuerte y a ver si nos vemos en el saloncito...aunque no sé cuando.

Falsagotica dijo...

Gracias Cris, por tu comentario en el blog y por rezar por los más inocentes e indefensos.

Un abrazo enorme y me ha encantado el blog.