martes, 17 de junio de 2008

NO SIEMPRE ES LO QUE PARECE

Hace ya unos añitos...12, exactamente, me encontraba yo en la Facultad de Bellas Artes cursando el primer año de la especialidad que había elegido: "Restauración de Pintura".

Empezaba el curso y estaba emocionadísima, sobre todo con la clase práctica. Recuerdo perfectamente el primer día, cuando nos iban a repartir la obra que nos habían "asignado" para restaurar.

Mi cuadro no era muy grande...tampoco me decía mucho...además estaba tan hecho polvo que, sinceramente, me parecio terrorífico.

¡¡¡Madre mía cuanto aprendí yo de aquel pequeño objeto destruído!!! Tanto, que me ha ayudado en la vida a mirar con otros ojos a las personas.

Fueron 9 meses de trabajo...como un embarazo. Nos fuimos conociendo poco a poco; primero, como un tesoro...lo tuve que proteger, luego lo tuve que examinar a fondo para conocer su naturaleza, sus problemas, sus debilidades y ver cómo podía curarle; también tuve que investigar su historia, su iconografía, su procedencia, las condiciones en las que había vivido...de hecho visité la iglesia y el pueblo donde había estado hasta encontrarse conmigo, fue una gran experiencia.

Con toda aquella información, pasé al tratamiento...y para entonces...ya estaba encantada. Fue cómo ver a una criatura renacer...pasar de la destrucción y la oscuridad, a la esperanza y la luz.

El cambio fue radical...increíble...y no porque el cuadro fuera la octava maravilla...simplemente, porque donde antes no se veía nada, ahora aparecía una nueva realidad y merecía la pena todo el esfuerzo. Siempre había estado ahí...pero, por múltiples circunstancias...no se apreciaba.

En la vida, muchas veces, juzgamos y nos juzgan, muchas veces estamos destruídos por dentro y por fuera, y muchas veces ni siquiera somos conscientes, porque estamos en completa oscuridad.

De pronto aparece alguien que sin esperar nada de nosotros nos devuelve a la luz y nos da una esperanza...y entonces, se obra el milagro.

Para mi, que tengo fe, digo que Dios siempre se ha portado así conmigo y gracias a ello estoy aquí y ahora, con mis circunstancias, si no, ¿Quién sabe?

Mi reflexión es que, "mirar en positivo,...siempre merece la pena".

10 comentarios:

@ngelito dijo...

Yo siempre digo que si te enfocas en las cosas buenas, eso es lo que conseguirás. Si por el contrario piensas que todo te sale mal, con tu propia mente lo estarás atrayendo hacia tí.

Un beso Cris.

ave fénix dijo...

A mí me gusta quedarme con lo mejor de las personas, con lo bueno y no tenerles en cuenta sus días malos...Además muchas veces obramos equivocados por que no conocemos otros caminos y la ignorancia nos lleva a eso repetidas veces....

Un beso ;)

luis dijo...

Veo las cosas como tu... y que el color negro es necesario en la pintura (a veces nuestra vida es pura negrura) el caso es ponerse para que el Artísta decida...
Según lei tu comentario me dio miedo poner fotos de los niños, a lo mejor debo limitar los detalles ¿q se te ocurre?

KarlanKas dijo...

Qué bonita analogía!

Muchas gracias!


Por cierto, las imágenes que aparecen a la derecha de los comentarios son las imágenes de los perfiles no?

CRIS dijo...

Pues sí, karlankas...¿por qué lo dices?

La verdad es que, esto de escribir en el blog te hace sacar del baúl muchas cosas...¡¡¡Con lo cuentista que soy yo!!!

En el buen sentido...

A ver si me pasas tu relato de la Creación...que tanto me gusta y lo publico...en tu nombre, claro, jajaja.

Besos

Anónimo dijo...

Enhorabuena Cris, me ha gustado mucho tu post de hoy...
Es difícil conseguir ver siempre lo positivo, pero es imprescindible intentarlo al menos.
Milú

CRIS dijo...

Como en tantas cosas...¡¡Hay que ver cuanto se aprende desde la experiencia!

Un abrazo, guapísima.

Yasser dijo...

En el fondo ver como mira Dios, creo que El cree más en nosotros que nosotros en El, empezar a tener esa mirada es empezar el camino de amar al prójimo.

aprendamos de El quien es el gran Re-constructor de nosotros, así nosotros con lo demás acercandoles a quien los puede reconstruir.

Gracias Cris

pasaba por aquí pero estaba en reconstrucción casualmente

ave fénix dijo...

Gracias Cris,me los llevo para colgarlos junto con los otros ;) (mañana en cuanto tenga un ratito)
Un saludo.

Hilda dijo...

"De pronto aparece alguien que sin esperar nada de nosotros nos devuelve a la luz y nos da una esperanza...y entonces, se obra el milagro."
Es que Cris, en esta vida, no hay casualidades, las cosas llegan cuando tienen que hacerlo y porque tienen que hacerlo.
Saludos. Hilda