lunes, 30 de junio de 2008

ALEGRÍA

¡¡Vaya nochecita la de ayer!!

Me imagino que en todas partes de España el triunfo de la Selección se celebró intensamente...Sin embargo, vivir en pleno centro de Madrid, garantiza disfrutar a tope de todos los festejos...te guste...o no te guste.

La verdad es que fue un espectáculo...Llenazo de gente en las calles, miles de banderas españolas...gorros, camisetas, pintura en la cara. A las doce de la noche todo erán coches pitando sin parar...banderas ondeando por las ventanillas...en fin, resumiendo...exaltación en estado puro.

¿Cual es el secreto del deporte...del fútbol, en particular, capaz de levantar ánimos y unir a todo el país, a pesar de tantas cosas?

Yo, desde luego no lo sé...

Hay quien dice que "A vivir que son dos días" o que "A nadie le amarga un dulce"....

Yo soy futbolera desde pequeña...la pasión me viene de familia y lo vivo a tope. Para mi es algo completamente irracional; por una parte soy consciente de que el fútbol es algo intrascendente en la vida, que está rodeado por un ambiente de despilfarre y marketing absolutamente desproporcionado y que se le dedica un derroche mediático desmesurado...pero...y no es por buscar excusas...

¡¡Hay que ver que emociones se viven!!...

Cuando eres de un equipo y lo sigues, deseas que gane...vivir el momento del gol, del buen juego; si encima nos jugamos un pase a otra fase de una competición...o una final...¡Increíble! No puedes parar en el asiento...la tensión, los nervios...y si al final... tu equipo mete gol...es una satisfacción inmensa...una explosión de alegría...y una sensación maravillosa.

Mucha gente usará el fútbol para descargar adrenalina...para relajarse, para olvidar problemas o para liberar sus iras...Yo, no soy consciente de haber usado nunca mi afición para ello...sin embargo, debo reconocer, que las sensaciones son tremendamente positivas...y que, aunque se pierda...la pasión es superior...y siempre genera un deseo optimista..."ganaremos la próxima".

Yo ya sé que no forma parte de lo "esencial" en la vida...pero a mi me encanta...y momentos como el de ayer, a parte de históricos...son sensacionales.

3 comentarios:

martha dijo...

Por supuesto! Las aficiones siempre son buenas, ayudan desconectar y crean endorfinas...

Mis FELICITACIONES por el resultado del partido, aunque no soy futbolera, soy consciente de lo que representa.

Martha.

CRIS dijo...

Yo me lo pasé genial...no sé si endorfinas, adranalina o loca que está una...jajaja.

Al día siguiente estuvimos en Colón con los niños, todos pintados...¿increíble?

Yo, la verdad es que alucino conmigo misma...

Hilda dijo...

También algo tarde pero felicidades a tu país por esa victoria, yo deseaba que ganara España y comparto su alegría.
Saludos. Hilda