jueves, 15 de abril de 2010

EL MATRIMONIO NECESITA OXÍGENO...


"¡¡Socorro que me ahogo en el matrimonio!!"
-¿En el matrimonio?...¿Y por qué?-

Todo el que se embarca en él se supone que es "libre y voluntariamente", se supone que lo hace porque lo considera algo "bueno", se supone que quiere que sea "para toda la vida", no por obligación, sino porque amas al otro...y no hay otro..., se supone que es para "ser feliz".

La realidad es que, si uno quiere que todo salga según sus suposiciones, debe dejarse la piel y luchar cada día, porque esa lucha es el oxígeno que necesita el matrimonio...sin él, no se hace el ancho de la piscina, ni se llega a la superficie...sencillamente, el matrimonio se ahoga y muere.

Esto es dificilísimo, no hay que engañarse, cuando digo luchar...lo digo con pleno convencimiento y además, hay que hacerlo con uñas y dientes. Sencillamente, porque, cuando el matrimonio avanza y lo que era extraordinario en el otro se convierte en habitual, cuando la pasión se transforma en anécdota y "el otro y el para siempre" pasa a ser "si me conviene y cómo me convenga"...entonces, lo que pide el cuerpo es cortar por lo sano y santas pascuas...y si no luchas, eso es lo que ocurre, lo podemos ver en nuestro entorno, en las noticias y en las estadísticas.

Esto, aunque duro, no es algo malo, ni negativo...las personas están programadas para la lucha y la superación, tirar la toalla, va en contra de nuestra propia naturaleza por lo que, aunque tirar la toalla se presente ante nosotros como una vía de escape, siempre...va a ser motivo de frustración y mucho sufrimiento.

Cuando las crisis en el matrimonio llegan...y llegan...no hay recetas mágicas, lo que sí hay es ingredientes para poder solucionarlas y con ellos, es con los que uno puede ponerse manos a la obra y lograr un gran menú...cada uno puede elegir los ingredientes a su gusto, porque al final, no hay dos platos iguales, cómo no hay dos matrimonios ni dos personas iguales...

Yo propongo estos...que son mis favoritos y para mí, esenciales:

- Mucho "tú" y poco "yo"
-Una gran cucharada de "humor"
-Una pizca de "aventura".
-Una buena dosis de "diálogo".
-El ingrediente secreto: "tener fe".

Mezclar todo con mucha "voluntad", bajo ningún concepto añadir "no vale la pena" (el "no me apetece" lo deja sosísimo). Hornear todo a 180 grados y esperar pacientemente a que suba la masa. Si vemos que se está tostando mucho por arriba, podemos tapar un poco con papel de "paciencia". Cuando esté en su punto, desmoldar...¿Cómo sabremos cuando está en su punto?

Aquí está la clave: Hay que poner todo en manos de Dios...y saber esperar.

Es un pastel que disfruta toda la familia...el favorito de los hijos, el más sano y el más apetecible de preparar en las "tardes de lluvia".

Sabe riquísimo después de bucear unos cuantos anchos...

9 comentarios:

Yasser dijo...

Gracias por las recomendaciones, para mí una guía

Almudena dijo...

Muy buen post. A veces me parece que algunas personas nunca podrían llegar a ser lo que verdaderamente son si no pasaran por "la cocina" del matrimonio. Es la verdadera prueba de fuego que saca de tí lo que ni tú pensabas que tenías. Y si no, ya verás cuando te desmolde Dios y te veas en el cine del juicio final como te partes viendo lo "pardilla" y "blandita" que eras antes de casarte y lo espabilada y chica-para-todo que has quedado. Es verdad que lo disfruta toda la familia y el buen aroma les llega también a los vecinos...

TORO SALVAJE dijo...

A veces ni con eso...

No fue arroz a la milanesa, fue atraco a la milanesa.

:P

Besos.

CRIS dijo...

Muchas gracias Yasser, si te es útil estupendo, sobre el papel (o el ciberespacio)todo parece mucho más fácil.

Almudena, lo de chica pardilla y blandita, ¿lo dices por mí? jajaja...bueno tú no te cortes mujer, lo primero no te lo puedo discutir, lo segundo, ¡Con la fama de fierecilla que tengo ! confieso que me ha sorprendido.

Toro, a veces, ni con eso, por eso no hay recetas, todo el mundo puede encontrar un camino, si tiene voluntad de hacerlo...al menos eso creo.
¿atraco a la milanesa? Gastroenmessitis aguda diría yo, jajaja.

Bss a los tres.

jyoti dijo...

Pretty good post. I just stumbled upon your blog and wanted to say that I have really enjoyed reading your blog posts.Any way Ill be subscribing to your feed and I hope you post again soon.
International Packers and Movers

Almudena dijo...

Lo de pardilla con 16-17 primaveras... es lo normal. Lo de blandita es que me vino de golpe a la memoria un dia que estabas "desesperada-indignada" porque tus padres no comprendían que necesitabas un espacio para poder pintar en casa. Y yo pensé más o menos literalmente: "anda, que ya verás cuando la madre seas tú y te empiecen a pedir-exigir cosas tus churumbeles..."
Y al leerte ahora, pasados unos añitos que no he vivido contigo con lo que para mí eres casi una extraña, el contraste es enorme.
A propósito, la diplomacia nunca fué mi fuerte, pero sólo soy como soy con las personas inteligentes. Con el resto me callo (es por si te sirve de consuelo)

CRIS dijo...

Almudena, tu memoria es prodigiosa...no sé cómo puedes retener esos detalles. No te preocupes, que a mí no me ofende y tampoco soy fan de la diplomacia...simplemente me hizo gracia la forma de decirlo. Bss

Militos dijo...

El oxígeno es necesario para todo, pero para el matrimonio hay que tener siempre a mano una gran bombona de fe oxigenada, para los casos de urgencia.
Un beso grande, Cris

Hilda dijo...

Cris, muy buen post, no soy casada, tú lo sabes pero coincido en lo que mencionas.
Y bueno, quizás porque a mí me parece muy bueno, hay un libro que se llama El desafío del amor http://www.bhpublishinggroup.com/eldesafio/book.html que tiene muy buenos consejos de como sobrevivir a esas crisis. Yo lo estoy leyendo y estoy fascinada por los buenos consejos.
Abrazos. Hilda