martes, 12 de enero de 2010

DE PRINCIPIOS Y FINALES...

El principio y el fin siempre van unidos irremediablemente, en mi caso os cuento que acabo de comenzar de nuevo mi faceta laboral tras terminar mi maravillosa baja maternal.

Se suele decir que todo tiene sus pros y sus contras...aunque en este caso, cuesta tanto...que los pros se reducen, sencillamente, a la mínima expresión, pero bueno, he aprendido a no "proyectarme" demasiado en los acontecimientos ni juzgarlos desde la emotividad del instante...las cosas deben dejarse hacer y reposar...porque luego, sin darse uno cuenta, la vida sigue su curso.

Y es que creo que, en general suele dar un tinte trágico a eso de los "finales" y muchas veces un exceso de "importancia" a los principios, cuando en verdad todo se sucede de un modo bastante lineal y continuado...practicamente imperceptible...aunque a veces lo uno y lo otro se produzcan de forma brusca, incluso inesperada.

Todos somos reacios a poner fin a lo que nos agrada o a comenzar algo que nos incomoda...y luego vemos, que no era para tanto. A la inversa, ¡cuantas expectativas creamos al inicio de lo que nos motiva y cuantas veces nos desinflamos enseguida!

Lo que sí reconozco es que esos instantes son intensos...y únicos, tanto para bien cómo para mal.

En los últimos días, todos vivimos convulsionados por las trágicas consecuencias del terremoto de Haití...y un pensamiento viene constantemente a mi cabeza escuchando lo que se transmite en los medios, ya que, sin dejar de ser cierto, porque es terrible...encuentro que tiene un tinte tremendista que de algún modo me rechina.

Dentro del horror que se vive...¿Ha cambiado tanto la situación de los haitianos?

Es verdad que para muchos la vida no será igual pues han perdido a seres queridos o quizá han quedado mutilados de por vida, pero, desde mi punto de vista, esto no hace más que ahondar en una herida profunda que ya antes les acompañaba.

Haití...el país más pobre de la tierra según las estadísticas; un lugar desestructurado en todos los sentidos, si se quiere olvidado; machacado por la pobreza, el vudú y tantas otras cosas tremendas que ,sin duda, le han llevado a encabezar ese ranking.

Ahora ocurre esto y parece que se abren los ojos de la gente...de los políticos, de los artistas, de los periodistas, empresarios y publicistas...pero, ¿tan diferente es todo con respecto a hace un mes?, ¿Dónde estaba Haití?

¿Dónde estaba cuando no enfocaban las cámaras, ni los focos...cuando toda esa amalgama de tristeza no entraba en el salón de casa a la hora de comer?, ¿Dónde estaban los bancos y las cuentas solidarias?...en verdad, ¿cuantos sabían poner en el mapa a Haití?

De las piedras salen ahora adalides de la solidaridad y de los grandes gestos, a pesar de que muchos otros ponían ya luz en medio de tanta tiniebla; personas que llevan años dando su vida a diario por ayudar a todas esas gentes...Pero ellos no eran famosos, eran, por el contrario, para el mundo, invisibles hasta hace unos días, al igual que los ayudados.

Es cierto que las desgracias, siempre desencadenan olas de solidaridad y nos sacan del letargo y de la anestesia en la que habitualmente vivimos...pero eso quizá debería cuestionarnos si esta actitud es sincera o fruto de un instante de remordimiento por parte de nuestra conciencia, y así, darnos cuenta que el quid de la cuestión es que, la "solidaridad" no puede ser de cara a la galería...sino de corazón y permanente...y no enfocada a un momento.

Y es que, la vida, está hecha de momentos...de principios y finales, pero, en verdad, lo que es trascendente, es siempre, lo que ocurre y transcurre entre ellos.

10 comentarios:

Almudena dijo...

Bienvenida a la vida laboral remunerada!
No sé... estás muy filosófica... hay tantas miserias de qué ocuparse que, si no fuera por estos horrores puntuales, pasarían desapercibidas para casi todos.
Yo no veo tan superficial la "ola de solidaridad". Los hechos objetivos son que ahora ha habido un terremoto y ahora se envía ayuda.
Te recuerdo, cambiando de tema, que algunas no sabemos cómo le sienta a Mateo el gen pelirrojo. Vamos, que si te descuelgas por ahí con alguna foto...

fabi dijo...

La vida està hecha de momentos y tambièn a mi me gusta aprovechar de ellos, porquè la vida se te escapa si darnos cuenta.
Me alegra leerte y quiero de corazòn que todo es bien para ti y tu familia!
Un grande abrazo con el mi cariño de siempre :-)

CRIS dijo...

Almudena, yo no digo que la ola de solidaridad sea superficial, digo que me rechina por parte de muchos medios de comunicación, artistas y famosillos de a pie, que aprovechan la ocasión para hacerse marketing y quedar bien...Parto de la base de que la mayoría de la gente que es solidaria, lo es de corazón...

En realidad yo hablo de una actitud, no de un gesto...los gestos están muy bien y pueden ser muy necesarios, pero "no sólo de pan vive el hombre"...

Y oye, no estoy filosófica...jajaja, es que soy filosófica...(o plasta, según se vea).

El pelirrojo de Mateo tendrá que esperar, porque a día de hoy es sólo una especulación ya que, no tiene ni rastro de pelo...sólo una sutil pelusilla. Te podría mandar una foto, pero al correo...cómo les digo a todos...a ver si me pongo, es que en este ordenador no tengo ninguna y en el de casa, no tengo tiempo ni de encendenderlo.

Gracias por tu comentario...parece que voy a seguir debatiendo contigo, cómo siempre habíamos hecho...hay cosas que no cambian, jajaja.

Besos

lojeda dijo...

Lo triste de estas situaciones es que todo el mundo se acuerda de ellos cuando ya las cosas no tienen solución, porque ¿Cuántas ciudades, cuántas personas, cuántos seres humanos están viviendo en la más absoluta pobreza y nadie se acuerda de ellos?
Si hacemmos un recorrido por el mundo, veremos que hay infinidad de países que están viviendo un tremendo drama de pobreza, exclusión social y abandono, y nadie los nombra, porque no interesa a los políticos, porque eso es declarar que ellos son corruptos hasta la médula, que las ayudas que se mandan desde Naciones Unidas o desde cualquier programa de ayuda, se los quedan ellos, los que no les hacen falta, y que si ellos fueran auténticos y trabajaran por el bien de sus países, otro gallo les cantaría, pero demostrar que la corrupción se ha instalado en este mundo nuestro, es reconocer que hemos perdido la esencia de la vida humana, y que cambiamos euros, dólares o lo que sea, por el bienestar propio, dejando la vida de los demás a su suerte.
Está bien la ayuda que estamos mandando, pero no valdrá para nada si ese dinero no se canaliza bien. Toda ayuda que no sea bien aprovechada, hará más ricos a los ricos y los pobres y marginados, se seguirán muriendo por las calles sin que nadie los mire.
Amiga, me alegra ver que ya te has "puesto las pilas", y que has vuelto el ciberespacio, aunque siento que hayas tenido que volver a la lucha diaria.
Ya nos contarás como está el bendito de Mateo.
Dale un besito muy grande a los niños de la tita de Jaén.
Otro grande para ti.

maria jesus dijo...

La tarea es mover la solidaridad antes de que ocurran las catástrofes, para evitar sus consecuencias.
No se donde leí " Se va a reconstruir Haiti, pero ¿estuvo alguna vez construido?".

Me alegro de tu vuelta y de que Mateo esté estupendo.

Un beso

Guerrera de la LUZ dijo...

Holaaaaaaaaaaaaa preciosa!!!! bienvenidísima de vuelta!!!!! tu niño estará precioso y criadito ya, qué alegría.

Pienso lo mismo que tú sobre este tema, precisamente tú y yo nos conocimos a mi vuelta de la República Dominicana en el post donde denunciaba que había esclavos haitianos trabajando en los cañaverales, te acuerdas? yo volví aterrada.

Es una desgracia como ha estado siempre esta pobre gente, es espantoso.

Me alegro mucho de tu vuelta Cris.

Un abrazo.

Guerrera de la LUZ dijo...

De todas formas, pienso que es bueno que cuando ocurren estas cosas lagente reaccione. En este caso se ha volcado el planeta con Haití, y eso es bueno, es positivo.

Beso!

Sangeeta dijo...

Very good post for good information. thanks.

SEO Services

Militos dijo...

Fíjate que dudaba si habías dado a luz y ahora veo que hasta finalizó tu permiso maternal. Enhorabuena con muchísimo retraso.

De haití no te comento nada, creo que va a ser un renacer para aquel pais, a pesar de los muertos y las ruinas, pero no podían seguir así.

un beso

Luis y Mª Jesús dijo...

Cuando no estaban los políticos, los artistas, los periodistas, empresarios y publicistas estaban los misioneros y allí siguen los que no han perdido la vida. Ellos si saben lo es solidaridad.
¡BIENVENIDA CRIS!.
Otro angelote pelirrojo para corretear por casa, ¡que maravilla!.
Un besazo