lunes, 2 de febrero de 2009

EN TU FUERZA, ESTÁ MI ESPERANZA

Dicen por ahí que ha venido a redimirnos una nueva asignatura que quiere hacer de nuestros hijos mejores personas, preparadas para el futuro, con las ideas claras...¿Hombres y mujeres felices?

Creo que en ella todo es de color de rosa...la familia ideal, la sociedad ideal, la política ideal...la vida ideal.

Pero...¿ideal para qué?

Para "estar al loro", para no ser un "carca" o para aprender a "respetar" a todo el mundo...O como ha dicho Zapatero este fin de semana, para acrecentar la "virtud de la igualdad" (si es que acaso, la igualdad, puede ser una virtud...que lo dudo).

Y digo yo...¿Cómo aprenderán a respetar nuestros hijos, si ellos mismos no se sienten respetados?, ¿Como un niño a quién sus padres, los únicos con derecho, han inculcado unos valores determinados y ha vivido con un modelo de familia, que es el suyo...va a encajar que esos valores son falsos...que ese modelo, ya no es válido?

Hay algo turbio...algo que no veo claro en todo esto...Si fuera una asignatura normal y corriente, clara, cristalina...si no fuera controvertida y polémica...¿Por qué iban a quemar tantos cartuchos en defender con uñas a dientes, impositivamente, que se imparta...y que sea rápido...con tanta y tan sibilina sutileza como se ha hecho?

¿Donde está el fondo de la imposición de esta asignatura...de donde viene tanto empeño, tanta rabia, tanto afán por jactarse cada vez que se salen con la suya...?

Creo que empiezo a vislumbrar algo...en el fondo, leyendo comentarios en blogs, artículos de periódicos, escuchando tertulias y debates, llego a la conclusión de que lo que subyace es un rencor reprimido hacia la Iglesia Católica y más profundamente hacia la misma Cruz...hacia Jesucristo...

"Tanto tiempo sometidos a los valores del catolicismo, a su influencia, a su poder...ya es hora de liberarnos y plantear otra visión menos manipulada y convenida...una opción donde la religión, quede fuera, una alternativa a los valores católicos"...

Sin embargo, en este punto, creo que se contradicen totalmente, "una opción donde la religión católica quede fuera, donde los valores católicos se sustituyan por otros, no es un abandono de la religión, sino, el acogimiento a otra, porque, toda religión, se sustenta en unos valores y unos principios que la persona, asume libremente, y trata de llevar a su vida, sencillamente, porque cree que es lo mejor. Si no son unos...son otros...En este sentido exclusivamente, que es el único que afecta a la polémica...¿Hay diferencia?, ¿No se ampara Educación para la Ciudadanía en la necesidad de inculcar a los jóvenes unos valores y moral determinados, válidos para estos tiempos y esta sociedad?

Pero digo yo...¿Acaso se obliga a alguien en el mundo hoy día a ser católico?...La Religión Católica, ya no es obligatoria en la escuela, lo cual, me parece correcto (aunque sea imprescindible para entender la historia) y no pueden usarlo como excusa...¿Por qué entonces va a tener que ser obligatoria otra, la "Religión Laicista"?

Ya llevo observando un tiempo como se nos "encasilla" a los católicos como los "abanderados" de todas las causas sociales que están ahora candentes...los que se pronuncian contra el aborto, son sólo los católicos; los que rechazan que a las uniones entre homosexuales se les llame "matrimonio"...los extremistas católicos; los que no quieren que se adoctrine políticamente a sus hijos en la escuela...¡católicos tenían que ser!.
¡Pero qué manía con los católicos! ¡Pues claro que defendemos todas esas cosas! Pero...

¿No son la vida y la libertad, valores universales para toda persona humana?

La vida y la libertad, son lo que son...no lo que yo quiero que sean. Al igual que una virtud...es lo que es y no lo que yo quiero que sea.

La educación, en principios y valores; proporciona a un niño conocimientos, cultura, también le ayuda a madurar...pero, sobre todo, le proporciona "seguridad"...un cabo donde agarrarse, un pilar donde conformar su persona.

La educación en valores católicos, podrá gustar o no, podrá compartirse o no...pero, no está merced del momento histórico ni es voluble...sino que es firme y válida, y es lo que es, sin medias tintas y precisamente por eso sigue vigente después de 2000 años.

Desde mi punto de vista, una educación en la que los valores son "relativos", todo es "opcional y opinable" hasta la misma Naturaleza..., donde todo se basa en elecciones, en modas, en el político de turno, donde la persona es un objeto cuyo valor depende de su utilidad social o política...una educación así, sólo puede llevar a la desorientación...a la inseguridad...y en el fondo, al sufrimiento.
Yo tengo mi propia opinión...acorde con el espíritu beligerante que observo en los que quieren hacer de esta "batalla" una sangría...¿Es un combate de los "laicistas contra los católicos, o va más allá?

Hace poco, un amigo mío decía que en un combate, es esencial conocer quién es el enemigo...porque si no lo sabes...estás vendido...Por eso, viendo al que se erije como "mi enemigo", al que me plantea batalla...sólo puedo ver que la historia se repite...y a pesar del disfraz y la máscara...en el fondo, es el eterno combate...el eterno enemigo.
Es el mismo enemigo que se disfraza de aborto, de eutanasia, de violencia, destrucción, pornografía y todo aquello cuyo fin es suprimir a la persona y convertir la vida en un sin sentido.

No me voy a engañar, porque en este combate, el enemigo no es ZP, ni la Ministra Cabrera; no es una nueva Ley...ni una asignatura polémica...

Todos estos que se suben a lomos de este guerrero y confían en su fuerza, quizá debería pensar que en realidad no están combatiendo contra una panda de beatillos retrógrados...
Su jefe de filas lleva luchando desde el principio de la historia y al que plantan batalla es alguien más poderoso que todas las generaciones de hombres que por su causa han combatido ... por eso, a pesar de los siglos...no ha sido vencido.

En medio de esta generación y sus circunstancias concretas, lo que me toca es no tener miedo y llegar hasta el final, porque mi confianza, es plena. Conozco a mi enemigo y tengo claro en qué fuerza se sustenta mi esperanza.

6 comentarios:

icue dijo...

De verdad que hay que tener fuerza interior para defendernos de estos seres que mienten y dicen lo contrario de lo que hacen.
Que tiene que ver la democracia, con adoctrinar a seres indefensos que no saben lo que reciben y se lo tienen que tragar a la fuerza.
Es un abuso de poder descomunal, algún dia tendrán que pagar el mal que están haciendo.
Con afecto

Luis y Mª Jesús dijo...

Totalmente de acuerdo.
La sentencia no es del TS sino del gobierno, sino como es posible que dos días antes de publicarse el fallo del la sentencia, la ministra graba un video en youtube para explicar el fallo ¡QUE TODAVIA NO SE SABIA!. Aunque para defenderse ha dicho que en ese video únicamente intentaba explicar SU OPINION, la verdad es otra, pues empieza diciendo: INFORMO el TRIBUNAL SUPREMO, ACABA DE DAR A CONOCER UN FALLO QUE ESTABLECE QUE EpC.... luego continua haciendo referencia al fallo de la sentencia.
Un beso

Desire dijo...

Hoy mas que nunca no debemos callar y alzar nuestras voces cada vez estan mas locos.
Creo que hoy todos amanecimos un poco mas fuertes para enfrentarnos a estos que ya no se ni que nombre les pongo.

fabi dijo...

Paso para dejarte mis abrazos y mi cariño, que es lo de siempre, amiga!
Besitos

Hilda dijo...

Es verdad Cris que con todo lo que está pasando en tu país, se piense que hay detrás. En el mío se está siguiendo un camino similar y también pienso que es lo que se esconde para que se ataque al creyente de esa forma y se degrade tanto a la libertad.
Saludos cariñosos. Hilda

CRIS dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios...nos tendremos que poner el yelmo y coger la espada...pero no la de hierro...sino la de la fe.

Besos